lunes, 30 de enero de 2012

Una cuestión de huevos

 Cuando sales al campo como si vas de excursión, cuando te dejas que el rival se te suba encima, cuando no eres capaz de poner sobre un terreno de juego un mínimo exigible pasa lo que pasa.
Al Málaga solo le ha hecho falta tirar un poco de ganas para llevarse los puntos en juego y un poco mas de crédito de nuestro equipo. Una primera mitad desastrosa, sin que el equipo hiciese acto de presencia sobre el césped, con un centro del campo que no la olía ni de lejos, sin saber como quitarnos al rival de encima y dando gracias a Dios que la diferencia en el marcador fuese tan solo de un gol.
Para colmo de males Reyes tuvo que dejar el terreno de juego debido a unas molestias, siendo sustituido por Babá que de esta manera ha debutado en la liga. De todos modos no se puede decir que esa lesión fuese clave ya que Reyes, como casi todo el equipo, estaba desaparecido en combate.
Muy mal pintan las cosas en este Sevilla, con un entrenador que no le coge el pulso al equipo, a pesar de estar ya metidos en la segunda vuelta, que sigue cambiando lo que parecía que funcionaba, y que no aporta desde la banda soluciones que sean capaces de cambiar el devenir de un partido.
2 puntos de 18 son muy pocos puntos para un equipo que aspira, ya no a entrar en Champions sino para Europa League.
Era el día para haber cambiado la racha, para quedar situados a dos puntos del cuarto y para que la gente volviese a creer, pero ha llegado el Málaga y nos ha ganado por echarle mas huevos que nosotros.
La segunda mitad ha sido un quiero, no puedo y tampoco me dejan, con un gol anulado a Coke y un penalti cometido sobre el propio lateral que se ha tragado Muñiz. 
Para algunos hablar de lo árbitros es falta de señorío. Para otros es buscar excusas. Para mi es contar lo que veo y del mismo modo que pienso que no hemos jugado un pimiento, que hoy ha dado pena el equipo, y que no hemos merecido nada, pienso que Muñiz ha influido en el marcador final.
Bueno pues los que se aburrían ya tienen en que distraerse, los que abogaban por el "jogo bonito" ya no se acuerdan que los partidos anteriores a este se realizó un buen juego, y no se acuerdan por que no se ganó. Así de simple.
Quizás sea muy repetitivo si vuelvo a escribir que en fútbol lo único que vale son los resultados. Eso que tiramos una vez por tierra en busca de un juego mas vistoso.
Que vuelvan los resultados, que para distraerme y pasarlo bien ya me voy al teatro o al cine.

2 comentarios:

Marcu dijo...

No sé si es cuestión de huevos o no. No lo sé. Creo que es una falta de TODO.
Este equipo necesita como el comer un revulsivo que cambie la dinámica de todo ésto.
Han confluido los astros y desde el Presidente, las acciones, el entrenador, los jugadores, el sistema a emplear, la intensidad, la presión, los árbitros, la mala suerte...en fín, TODO.
Y TODOS tenemos que cambiar esta dinámica.
El Sevilla nos necesita más que nunca y esta afición NUNCA SE RINDE.
Un abrazo

Manuel de los Santos dijo...

Suscribo el post, y esta vez tengo que decir que es por desgracia, pero es que es lo que hay, es lo que tenemos...

Un abrazo.