martes, 3 de abril de 2012

En un Lunes Santo para olvidar apareció un Sevilla para recordar

Hoy voy a hablar de goleadores, de jugadas ni de alineaciones.
Tras las emociones vividas ayer, con la incertidumbre del tiempo, con tu cofradía en la calle mientras caía una tromba de agua, con la tristeza de ver como el agua arruinaba el Lunes Santo, tocaba rematar el día jugando uno de esos partidos que son clave cuando se pierden y que lo dejan de ser cuando se gana.
La lluvia, esa que acababa de causar estragos en las hermandades de penitencia, tomaba también protagonismo en el césped del Sánchez-Pizjuán. El balón no circulaba con la rapidez que necesita un equipo como el Sevilla que tiene en sus alas a dos de los mejores jugadores de Europa en su puesto como son Reyes y Navas.
Las sensaciones, a pesar de todo, eran buenas a pesar del par de jugadas de rigor que concedemos por norma en cada partido y que resolvió de manera brillante de nuevo Palop.
El equipo ha cambiado, quizás por la mano de Michel, quizás por la confianza que dan las victorias, o quizás por la suma de ambas. El caso es que las sensaciones que me trasmite en equipo son muy distintas a las de ese Sevilla que se ha arrastrado en algunos partidos esta temporada.
Tres a uno que nos mete de lleno en la lucha por los puestos europeos y que refuerza la fe en este equipo y en este entrenador.


Como notas negativas son las tarjetas vistas por Trocho y Coke que le impedirán jugar en San Mamés el próximo Domingo. Tampoco entendí el cambio de alemán introduciendo en el campo a Rakitic que también estaba apercibido de sanción.
En lo positivo la actitud del equipo que cuajó un buen encuentro en general, con un Navas que va a mas en cada encuentro, con Reyes implicado y dando asistencias de fantasía, con Negredo que sigue pareciéndose a ese jugador que maravilló en su fichaje y con un Manu del Moral al que le siguen cayendo críticas pero que yo quiero que siga así "de malo" mucho tiempo. Sus cinco goles en 3 partidos hablan por mi.


Mención especial me merece Luna. El chaval rinde a gran altura donde lo pongan y saca brillo con sus actuaciones a las palabras de Michel cuando dijo que es el jugador que todo entrenador quisiera tener. Enorme partido del canterano supliendo a Navarro donde sembró muchas dudas sobre quien debe ser el propietario de la camiseta de titular. Eso es buenísimo para el equipo.
También merece una mención especial Fazio, que a pesar de las críticas recibidas sigue creciendo día a día, realizando ayer posiblemente el mejor partido con el Sevilla FC.
Y por supuesto no puedo olvidarme de Deivid. El trabajo del canterano se ha visto por fin recompensado con su debut con el primer equipo. Una enorme alegría ver debutar al canario.
En un Lunes Santo metido en agua la luz la puso el Sevilla FC.
Este es el camino, que siga la fiesta

3 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Al final se enderezó el día...

Yo no tendría dudas quien debe suplir a Coke en la banda derecha para el partido contra el Bialbao...visto lo visto y el estado de forma de Luna ese sería el recambio.

Un abrazo Rafa y disfruta del resto de la Semana Santa.

Manuel de los Santos dijo...

Este post, o parecido, lo he visto yo en otro sitio, aunque no se si decir por suerte o por desgracia debido a lo que cuentan ambos del tiempo...

En fin, como dicen por ahí, siempre hay que quedarse con lo bueno, y mientras que los puntos vienen y van, las hermandades se quedan para siempre.

En este caso, los puntos también se quedaron en casa, y se vio un gran Sevilla.

Un fuerte abrazo, hermano.

DragosSur dijo...

Siento mucho lo padecido por tu hermandad, la mía tuvo a bien salir sin los titulares que ya es algo, quizás el año que viene haya un penitente más en la calle. Respecto al partido no pude ir al estadio y lo compartí con otros sevillistas en el bar de un amigo, si este equipo no pierde la compostura puede que le metamos el miedo en el cuerpo a más de uno ¿damos la campanada en el Bernabeu? me da a mi que sí.
Un abrazo.