domingo, 24 de octubre de 2010

Sigo prefiriendo el 1-0 al 4-3

Muchas cosas tiene el encuentro de esta tarde para comentar, y muchas de ellas tienen como protagonista principal a Clos Gómez. Dos penaltis pitados a favor, no sirven para tapar el horrendo encuentro que hemos tenído que sufrir por parte del trencilla. Simplemente demencial.
El partido comenzó con el Athletic mas metido en el encuentro. Con mas intensidad por parte de los vascos y con alguna que otra llegada que bien pudieron suponer un susto.
En este punto de partido me acordé de Jimenez y de Álvarez. Con ellos en el banco hubiesen aparecido muy probablemente los primeros pitos en la grada, pero la corriente ha cambiado y, pese a la poca intensidad ofrecida por el equipo en algunas fases de esta primera mitad, la tranquilidad era la nota dominante en la grada y esa tranquilidad es muy beneficiosa para el equipo.
Todo esto derivó en lo que tenía que pasar, segunda jugada de verdadero peligro sevillista y Luis Fabiano consigue romper la racha negativa consiguiendo el primer gol de la trade que nos situaba por delante en el marcador.
La justicia en el fútbol la marcan los goles y el Sevilla había aprovechado una de las que dispuso.
El equipo comenzaba a gustarse, con un Romaric que ha vuelto a realizar un partidazo, y las ocasiones empezaron a llegar.
Fruto de ello llegó una de las muchas jugadas polémicas del partido. Luis Fabiano penetra en el área y cae  derribado por un defensa.
Kanoute se encargó de poner el 2-0 en el marcador al borde del descanso.
Tras la reanudación mas de lo mismo, juego vistoso de un Sevilla muy bien liderado por Kanoute, Renato y Romaric.
Después del calvario vivido por el de Costa de Marfil ha ofrecido su mejor versión, y hoy ha dejado un pase a Luis Fabiano en el minuto 63 que merece la pena grabarlo y verlo 100 veces repetidas. Pase de crack que el brasileño convierte en obra de arte con una vaselina que colocaba el 3-0 en el marcador.
Partido que parecía listo para sentencia, pero que se encargó de desmentir Clos Gómez con la expulsión de F. Navarro.
Con la expulsión el Athletic se crece y Fernando Llorente se encarga de meter el miedo en el cuerpo con dos goles.
El delantero vasco, que debió ver la segunda amarilla anteriormente a los goles, remató de cabeza en área pequeña el primero y aprovechó en rechace en el penalti que le había detenido a el mismo.
Como dato curioso decir que con esta parada Palop iguala en número de penaltis parados en liga a su "amigo" Cañizares.
Pero sin tiempo para nada llegó de nuevo el zarpazo sevillista. Negredo lucha por un balón dentro del área y en la pugna el defensa rival toca el balón con la mano desviandolo.
¿Penalti? El linier lo tuvo claro y así se lo indicó al trencilla.
Kanoute no falló y colocó el 4-2 en el marcador.
Gabilondo puso el 4-3 en el descuento.
Una vez terminado el encuentro en lo positivo coloco por supuesto la victoria, el encuentro de Romaric, Kanoute haciendo de enganche y Luis Fabiano viendo puerta de nuevo.
Del lado negativo a Clos Gómez y los goles encajados. Siempre preferiré un 1-0 a un 4-3. Los goles en contra me cabrean, y 3 en contra son 3 cabreos :-(
En la dura secuencia de encuentros que nos esperan el equipo ha ganado dos partidos importantísimos. Quizás algo haya tenído que ver el no dejarnos el alma en tierras ucranianas en busca de un supuesto segundo gol que no hubiese cambiado en nada los puntos obtenidos en aquel encuentro.
Vayamos pensando en la copa donde nos toca empezar a defender título.

7 comentarios:

Alexis Correa dijo...

Primer partido de liga que me pierdo en mucho tiempo, por un inoportuno ataque de gota. Lo he visto en casa, agudizando el ataque, claro.
Pues de acuerdo con el demencial arbitraje, pero que Fdo Navarro no es muy normal, lo sabemos todos.
En cuanto a lo del resultado, estoy de acuerdo, yo hubiera preferido un 5 a 4. Viva el espectáculo.

Talibán Sevillista dijo...

@ Alexis.
Vaya fin de semana que llevas entre el coche y la gota :(
Espero que la cosa mejore
Un abrazo

Mayte Carrera dijo...

Alexis espero que te recuperes pronto.
El arbitraje ha sido lamentable, LLorente tenía que haber sido expulsado en el 50 por meterle el brazo a Renato en la cara, pero de eso nadie dice nada y me refiero a la prensa.
Menos mal que los tres puntos se quedaron en casa.
Partidazo de Romaric y Kanouté, y parece que Luis Fa ha vuelto, y también Negredo.
Un abrazo

Santiago Mora dijo...

Buen dato ese que das en lo del penalti de Palop y el empate con "Cañete".

A partir de mañana veré algo más de estadisticas entre ellos, que seguro que salen cosas curiosas...

La del Piquito dijo...

Me da igual el 1-0 que el 4-3. Lo importante es el +3 que suma el sevilla.
¿Nos apostamos algo a que pagamos la "ayuda arbibral" este fin de semana?

Adrián dijo...

Yo no prefiero ninguno de los dos resultados. Prefiero que mi equipo juegue bien, de espectáculo, y sobre todo aunque sea gane por la mínima, pero que se les vea que juegan a algo serio.

Un saludo.

culé-culé dijo...

Tali, ahora entiendo que prefieras ganar 1-0 antes que 4-3, pero no tienes en cuenta que son 4 alegrías, además de los 3 cabreos. Ya veo que los tiros no iban por lo del G3.