martes, 21 de septiembre de 2010

Merci Beaucoup Sebastien

Dicen que es de buen nacidos ser agradecidos.
También dicen que el tiempo lo cura todo.
Ya han pasado unos días de aquella espantá que dio usted en tierras portuguesas. He de reconocer que aquello me sentó fatal, no entendía esa falta de respeto hacia una afición que te acogió con cariño, hacia el club que te pagaba religiósamente y hacia tus compañeros, a los que dejaste tirados minutos antes de jugarse buena parte de la temporada.
Pero con el paso del tiempo entendí que nadie debe cortarle las alas a nadie. Comprendí que te ilusionaba disfrutar de una ciudad tan cosmopolita como Londres y así te lo hice saber en tu cuenta de Twitter, deseándote que tuvieses todo el tiempo del mundo para disfrutarla, aunque creo que usted no entendió muy bien el gesto de tenderle la mano ya que me bloqueó para que no pudiese mandarle mas mensajes.


De todos modos creo que, si lo pensamos fríamente, debemos agradecerle eternamente los servicios prestados a nuestro club.
Y no lo digo con segundas.
Gracias al gesto que tuvo usted con nosotros hemos perdido un central al que ya no quieren ni en su selección y hemos ganado otro llamado ser el jefe de la defensa sevillista. No hay que olvidar que gracias a usted ha llegado a nuestro club Martín Cáceres.


El cambio de cromos es bestial.
Por eso le pido que se quede tranquilo que ya todo está olvidado. Sinceramente había vuelto a mi memoria recordando que había desencadenado la llegada del uruguayo a nuestro club. Ese club que tan bien le trató a usted y que usted pisoteo

3 comentarios:

Santiago Mora dijo...

completamente de acuerdo.
un saludo

El del Zumito dijo...

Martín caceres creo que viene cedido ¿ sabes si el sevilla tiene derecho de compra sobre este jugador? ¿ que cantidad?.

Estoy de acuerdo con que squilachi menospreció al sevillismo con su actuación pero ya estamos acostumbrados ( Alves, Poulsen, Keita, adriano....).
Unos son más elegantes que otros según las circunstancias pero, en el fondo, lo fundamental es el dinero.
¿ o crees que Martín Caceres no lo hará en cuanto tenga la ocasión?

Mayte Carrera dijo...

No hay mal que por bien no venga.
Un saludo