martes, 29 de noviembre de 2011

Jodido fútbol

Jodido fútbol que hace que durante dos horas a la semana tengas el corazón a bastantes revoluciones.
Jodido fútbol que te hace levantarte al día siguiente de mejor o peor humor dependiendo de como haya terminado el partido.
Jodido fútbol que te hace estar enganchado a un blog que no te reporta beneficios económicos.
Jodido fútbol que hace que a veces puedas discutir con personas a las que ni has visto nunca y seguramente no verás en tu vida.
Jodido fútbol que es capaz de enfrentar a personas de los mismos colores.
Jodido fútbol que no permite que la victoria sea sinónimo de felicidad.
Jodido fútbol que no tiene memoria.
Jodido fútbol que no tiene paciencia.
jodido fútbol que permite que cada uno que lo observa pueda tener una valoración diferente y que todas y/o ninguna sean verdad.
jodido fútbol que te convierte en héroe o villano en cuestión de segundos.
jodido fútbol que convierte en estrella al delantero que marca un gol y que entierra en el olvido al portero que salvó cuatro en el mismo partido.
Jodido fútbol que ha convertido unas letras en la pantalla de mi ordenador en personas de carne y hueso de las que ya no me puedo separar.
Jodido fútbol que ha unido diferentes lenguas y culturas en torno a un escudo.
Jodido fútbol por todo lo que me ha dado en forma de amigos
Jodido fútbol .... Bendito seas

3 comentarios:

Mayte Carrera dijo...

Jodio Talibán este, que con su ingenio siempre nos arranca una sonrisa.
Un abrazo

Manuel de los Santos dijo...

También es jodido que leas esto tarde y que vayas a comentar algo que precisamente tu amiga Mayte ya ha comentado y tengas nada más que suscribirlo...jajajajajaja.

Jodido es, también, que el final del post parezca algo moña, pero tan jodido es eso como cierto es lo que dices.

Ojalá todo fuera todo así de jodido...

Bendito jodío estás hecho :-)

Un abrazo, fiera!

DragosSur dijo...

Pareces Enrique Sanfrancisco, jodidos, estamos muy jodidos, pero como dice una balada de Scorpions pronto llegarán Wings of change, te la recomiendo, para esos días en que todos los sevillistas estamos con... qué jodío.

Un abrazo.