martes, 8 de marzo de 2011

Ecce Homo

Recuerdo que no hace mucho mi amigo Miguel Ramos, mas conocido en la blogosfera como Arrucitagrande, me hizo una entrevista para su blog.
En ella una de las preguntas era esta:

M-  ¿El mejor momento como sevillista?
R.G- En lo personal pues sin duda alguna la primera vez que pisé el Ramón Sánchez-Pizjuán de la mano de mi padre y mi hermano. Seguramente el mejor segundo momento será cuando acuda con mis dos hijos. En lo deportivo, sentirse campeón en Eindhoven fue muy lindo, como la copa frente al Atlético.

Hoy quiero dedicar este post a un gran sevillista, que me acompañó en ese momento tan maravilloso en el que los dos descubrimos el olor del césped del Ramón Sánchez-Pizjuán.
Ecce Homo,este es el hombre, el que me llevaba de la mano a ver a nuestro equipo, el que compartió junto a mi las alegrías de las victorias y la tristeza en las derrotas, la magia de Pintinho, las paradas imposibles de Buyo, las broncas de Cardo, el Gol Norte y el Gol Sur, por que antes con tu abono entrabas en el gol que te apeteciera.
El que cambió las 500 ptas que nuestra madre nos dio para el bocadillo por una bandera del Sevilla que a mi me gustó.
¡Mi primera bandera del Sevilla FC!
Un tío tan grande que era capaz de convencerme para que yo llevase los bocatas al estadio que el los traería de vuelta :-)
Hoy es su cumpleaños y desde este humilde blog quiero mandarle todo mi cariño al tío que siempre estuvo junto a mi cuando lo necesité.
Al hombre...Ecce Homo

6 comentarios:

Santiago Mora dijo...

Muy bonito....

Un abrazo (aunque últimamente no te lo merezcas)

Manuel de los Santos dijo...

Pues a ver cuando puedes volver por la Casa Grande del Fútbol andaluz...

1 abrazo, aunque, como dice el amigo Santi, últimamente no te lo mereces. Ja, ja, ja...

Marcu dijo...

El que así escribe de su padre es que ha heredado la misma grandeza.
Con mis mejores saludos

RASAMA dijo...

felicidades a ti por el post y a tu padre por su cumpleaños

Talibán Sevillista dijo...

Gracias a todos. El post está dedicado a mi hermano. Sevillista de los grandes.
Un abrazo a todos

Marcu dijo...

Tanto monta, monta tanto, el padre como el hermano