miércoles, 8 de abril de 2015

La "Flow" de Emery

61 puntos a estas alturas de temporada me parece tremendo.
En una liga normal, en la que no se favoreciese descaradamente a los dos equipos de siempre, el Sevilla FC se encontraría ahora mismo con opciones reales de disputar y conseguir el título de liga. Ahora nos da para ocupar la quinta posición y casi dejar sentenciada matemáticamente la participación otra vez en competiciones europeas.
A partir de aquí cada cual busca un "culpable" de la marcha del equipo hasta la fecha. Algunos hablan de Monchi, que ha sido capaz de volver a juntar un grupo muy competitivo a pesar de haber sufrido de nuevo bajas importantes, otros del buen momento de forma de determinados jugadores y otros del buen hacer de Unai y su cuerpo técnico. Seguramente sea la suma de todo lo que haga que el equipo se encuentre como una bala. Como hay de todo, alguno también hay que sigue echando la culpa a la famosa "flor" que dicen tiene el técnico vasco. Estos suelen ser los "enemigos" que nos hemos ido ganando por el camino al disputarles los títulos o los de siempre, a los que le arde la sangre (roja también por cierto) de ver como el Sevilla FC sigue creciendo y creciendo mientras ellos siguen en el barro.
 Tras 61 puntos en la tabla a falta de ocho partidos me parece mas ético y apropiado hablar de "Flow" en vez de "Flor". Pero, ¿Que es el flow?
Mi amigo Jon Pascua Ibarrola lo definía así en un reciente artículo publicado en su web.

"¿Que es el estado de Flow?

Podríamos definir el estado de flow o fluir como un estado emocional positivo que cuando se experimenta, la persona que lo hace se encuentra totalmente absorta en la actividad para su propio placer y disfrute. Donde el tiempo vuela, y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unos tras otros sin apenas parar. Es una experiencia armoniosa en la que el cuerpo y la mente funcionan al unísono fluidamente y sin esfuerzo. Un estado emocional positivo se caracteriza por estar dotado de una implicación total en la actividad que estamos realizando, en la que nada más parece importarnos, manteniendo un grado de concentración absoluto.

En el estado de flow todo nuestro ser se encuentra concentrado en la tarea, utilizando y llevando nuestras destrezas y habilidades hasta el límite. Es un estado en el que nos encontramos haciendo lo que realmente queremos, siendo éste un sentimiento espontáneo y que requiere de poco esfuerzo.

 Durante el Flow uno no se siente totalmente absorbido y absorto en lo que se está realizando, excluyendo cualquier otra idea o pensamiento que no tenga que ver con la acción que se está llevando a cabo en el momento presente. Un fluir que eleva o impulsa la experiencia de lo ordinario a lo más óptimo, y es en esos momentos en los que uno se siente intensamente vivo y en sintonía con lo que se está llevando a cabo. Aunque el ganar puede ser importante en la competición, el "Fluir", no depende de ello, ya que tal estado de conciencia que se da, ofrece mucho más que un resultado positivo en el juego."

 Aunque en el artículo se hace referencia al trabajo de los porteros creo que se puede trasladar perfectamente a lo que ha conseguido Emery con su plantilla. El equipo goza de una salud mental y una confianza bestiales. Se sabe capaz de conseguir la victoria ante cualquier rival y en cualquier escenario. Sabe cuando tiene que atacar, cuando tiene que contener y cuando salir a la contra para matar el partido.
 El flow hace que salga a jugar un canterano en el lugar de mas responsabilidad del equipo como es la portería y crezca en cada partido llegando a crear el debate sobre si debe jugar él o el que nos dio un título con sus paradas en la tanda de penalti de Turín. Que llegue uno que aparentemente estaba desahuciado para el fútbol en Valencia y se haga dueño y señor en el centro del campo. Que el delantero titular en una temporada en la que estaba siendo muy criticado lleve unos números de escándalo, y que su sustituto moje cada vez que salga.
 No me hablen de flor en el culo ni de suerte, que por supuesto para todo en la vida se necesita también esa pizca de suerte, hablen del buen hacer de un técnico que ha conseguido engrasar la máquina para que todas sus piezas encajen a la perfección y sean todas una sola, un equipo.
 Disfruten de lo conseguido que aunque es mucho aún no es nada para lo que se puede conseguir. Disfruten con los 61 puntos, con las cinco victorias consecutivas, con los cuartos de final de la Europa League, pero sobre todo dejn que siga "fluyendo".
Disfruten de la "flow" de Emery

1 comentario:

Karina Morgan Rojas dijo...

Hola,

He visto su sitio y me ha gustado por lo que le quiero proponer un Intercambio de enlaces por medio de un articulo de calidad este claro en relación a la temática de su sitio, este seria del tema que usted me indique y completamente original.Todo esto con el fin de aumentar el numero de visitas a nuestros sitios ,espero su repuesta y dudas con todo gusto.

Mary,
Un saludo
maria.jose.sandino@hotmail.com