miércoles, 8 de febrero de 2012

Callaron los entendidos. Empezó a escucharse la ilusión

A veces es mejor esperar un poco antes de sentarte a escribir sobre algún tema. El paso de las horas hacen ver las cosas desde otro punto de vista.
A esta hora seguro que ya estáis hartos de escuchar la rueda de prensa de despedida de Marcelino y la de presentación de Michel.
Sobre el primero decir que una vez pagada su parte de culpa con la destitución lo único que puedo desearle es suerte, la que le ha faltado al mando de la entidad, y que para mi es un orgullo que personas como él hayan trabajado en el club de mis amores.
Pero Marcelino ya es historia y el presente se llama Michel.
El motivo de haber dejado pasar el tiempo antes de hacer este post es simplemente por que me parecía demasiado fuerte lo que leía en las redes sociales sobre la que, en aquel entonces era, posible llegada del técnico.
Me da mucha pena ver como hay gente que antes de que se estampasen las firmas en los contratos ya estaban algunos con la triste canción de siempre. Después de ver lo entendido que son en el "tema entrenadores" la reacción de los de siempre llega a ilusionarme. Estos son los mismos que pedían a Manzano y le gritaron a Juande "¡Caparrós, Caparrós!".
Afortunadamente parece que la cosa se ha normalizado y el #Michelno ha dejado paso a un compás de espera donde predomina la ilusión.
A Michel solo le pido una cosa, que gane partidos. Que los gane ya sea con once canteranos o con once tíos traídos de China, con Campaña en el once o sin él, con un esquema o con otro, a la contra o al ataque, como le salga de aquel sitio que le tocó a Valderrama, pero que gane.
Así de simple.
Solo espero que tenga suerte en esta nueva aventura ya que su suerte es la nuestra. Le deseo que su estancia en el club se prolongue por muchos años, sería una gran señal.
Que los entendidos sigan callados mucho tiempo, que la ilusión se instale de una vez.

3 comentarios:

Santiago Mora dijo...

Pues yo creo que lo que muchos hemos dicho es una opinión "apriori" sobre lo que nos parecía la llegada de Michel.
Creo que no hay nada de malo... ¿O si?

Otra cosa será cuando empiece a rodar el balón, y seguro que se opina de lo que pase en el terreno de juego, aunque claro, igual hay que esperar 12 partidos antes de hablar para que hablemos con fundamento.

A mi Michel no me gustaba, no creia que fuera el más adecuado para lo que se necesita, aunque tengo un buen pálpito con él, y sí sé que es una contradicción.
Feo; un entendido

Manuel de los Santos dijo...

Opino igual que Santi, pero lo dice alguien menos feo, eso sí. Jajajaja.

Un abrazo.

Alexis Correa dijo...

Espero que sea con Campana, si no, fiesta tendremos. Jejeje. Un abrazo.